miércoles, 3 de diciembre de 2014

 
 

JORNADAS NACIONALES POR EL TRABAJO, LA TIERRA, EL AGUA Y LA VIDA.
A CIEN AÑOS DE LA CONVENCIÓN DE AGUASCALIENTES, DEL PACTO DE XOCHIMILCO Y DE LA TOMA DE LA CIUDAD DE MÉXICO POR LOS EJÉRCITOS DE VILLA Y ZAPATA.

¡NOS VEMOS EL 6 DE DICIEMBRE!
A LAS 16:00 HORAS, DEL ÁNGEL DE LA INDEPENDENCIA AL ZÓCALO
¡LOS ESPERAMOS A TODOS Y A TODAS!
 
A DIFUNDIR......
 
 
 
 

jueves, 6 de noviembre de 2014

El cabildo de Cuetzalan, en sesión abierta, oficializa el rechazo a proyectos mineros e hidroeléctricos.

 Publicado por

 Sin Comentarios


En una sesión pública extraordinaria de cabildo con carácter abierto, celebrada ayer en el municipio de Cuetzalan, la totalidad de regidores votó por unanimidad una resolución que ratifica las disposiciones del Programa de Ordenamiento Territorial Integral en el sentido de rechazar la instalación de empresas mineras, hidroeléctricas y otro tipo de megaproyectos similares en su demarcación. La reunión fue presidida por el alcalde Óscar Paula y se llevó a cabo a petición de los órganos de dirección de Comité de Ordenamiento Territorial Integral (COTIC) y los comités de defensa territorial de cada comunidad cuetzalteca.

viernes, 3 de octubre de 2014

Implicaciones de la Reforma Energética en la Propiedad Social



Implicaciones de la Reforma Energética en la Propiedad Social


Claudia Gómez Godoy[1]

El plan para despojar a comunidades, ejidos, pueblos indígenas y campesinos de sus tierras y territorios, comenzó hace poco más de 20 años, con la aprobación en 1992 de reformas al artículo 27 constitucional y la promulgación de una Nueva Ley Agraria, sin embargo y pese al ataque sistemático a la propiedad social, la reforma al campo no ha cumplido ninguno de los objetivos con los que se promovió: la tierra no se vendió[2], los Ejidos y Comunidades en su gran mayoría[3] decidieron mantener la propiedad colectiva de las tierras, la tierra se siguió repartiendo, permitiendo el acceso a la tierra a 2.1 millones más de sujetos agrarios[4], tampoco se alcanzó el propósito de capitalizar a ejidos y comunidades[5], en términos de objetivos es considerado un fracaso por los privatizadores[6]

Con todo y el fuerte ataque a la propiedad social, hoy en día en México más del 54% del territorio nacional se encuentra en manos de Ejidos y Comunidades, esta situación ha significado un problema para quienes han visto en la propiedad social un obstáculo para el desarrollo de sus proyectos de explotación de los recursos y para el acaparamiento de tierras. Son las personas ejidatarias y comuneras quienes tienen derecho a decidir sobre el uso y destino de sus tierras a través de su máxima autoridad que es la Asamblea Ejidal o Comunal.